Sitio web
Barcelona 1996



Barcelona, 24 y 25 de octubre de 1996

Organizadas conjuntamente por la Universitat Autónoma de Barcelona y la Universitat Pompeu Fabra, se celebraron en Barcelona estas Jornadas cuyas Conclusiones fueron:
 
  1. Transmitir la preocupación de los archiveros ante las situaciones que dificultan y, a veces, impiden la conservación en su integridad, del patrimonio documental de las universidades, derivado de las actividades administrativas, docentes e investigadoras, por la falta de reconocimiento suficiente de las funciones del archivo en la estructura universitaria
  2. Manifestar la necesidad de desarrollar políticas y procedimientos adecuados en cada universidad, que establezcan las responsabilidades de todas las unidades que intervienen en el ciclo de vida de la documentación
  3. Recabar la atención de las autoridades universitarias para la dotación de recursos humanos y materiales suficientes con presupuesto específico destinado a esta finalidad, que permitan un correcto cumplimiento de las funciones que el archivo tiene encomendadas
  4. Reincidir en la necesidad, según la legislación vigente, de creación de archivos en aquellas universidades en las que aún no existen, dotándolos de profesionales con suficiente experiencia y formación para que sean capaces de implementar sistemas integrales de archivos
  5. Subrayar la problemática existente por la indefinición legal en la que se encuentran los archivos universitarios en los temas relacionados con la titularidad y la gestión del patrimonio histórico documental
  6. Asumir el compromiso de participar en los procesos de racionalización e implantación de nuevas tecnologías y métodos administrativos que afecten a la producción documental y al acceso a la información, conscientes de la problemática que estos cambios están generando
  7. Solicitar un acuerdo de cooperación entre las universidades que facilite la formación permanente del personal del archivo, de acuerdo con las corrientes internacionales más avanzadas en la gestión de archivos y documentos, para ser capaces de desarrollar unas funciones cada vez más diversificadas
  8. Comprometernos a proseguir y ampliar las líneas de trabajo y cooperación entre los archivos universitarios, iniciadas hace dos años, que nos permitan avanzar conjuntamente en los temas de máxima incidencia y preocupación, como son la valoración y descripción de los fondos
  9. Aprobar las Recomendaciones para archivos universitarios, elaboradas por el grupo de trabajo de archiveros de universidades españolas, y trasladarlas a los responsables académicos y administrativos de las universidades
  10. Y finalmente, reafirmar la totalidad de las Conclusiones presentadas en el Primer Encuentro de Archiveros de Universidades, celebrado en 1994, la mayoría de las cuales siguen vigentes y requieren actuaciones inmediatas